como un grito finito  - poema Sentimientos de Juan Gelman -
« Anterior / Previous · como un grito finito -j.g.- · Siguiente / Next »

5 comentarios en “como un grito finito -j.g.-”


Gracias!! - Thanks!! - Photoblog Awards 2010  

  1. Juanra:


    Genial, a aver si capto de alguna vez un rayo y la pongo en mi fotoblog, buena foto.Saludos.

  2. Juanra:


    Joer, me siento muy alagado por tu comentario, muchas gracias de veras.Yo he repasado tu fotoblog y las tuyas si que son buenas.De nuevo gracias.Saludos.

  3. royrak:


    Muy buena foto, me gusto mucho.
    Es una lastima que donde vivo ni siquiera llueve para poder captar una como esta.
    Saludos.

  4. stephanie ecuador:


    otra vez yo, muy buena foto,que envidia y envidia de la buena tener la fortuna de estar en lugar y en el momento justo, con el ojo ágil atrás del lente de la máquina del pasado; apuntando hacia la escena como un buen francotirador y después, “clic” sorpresa: una buena imagen, y un buen sabor de boca… felicidades

  5. nocturama:


    Gracias por sus generosas palabras! Fue muy fuerte ver que lo había capturado así, saliendo desde ese punto y recordé ese verso de Gelman, el del grifo finito, que acá va completo. Gracias de nuevo.

    Sentimientos

    como un grito finito como un pedazo escaso
    como un vuelo de piedra de luz encadenada
    desato mis caballos y anudo mi paciencia
    las voces de la noche levantan sus dos voces
    las ramas de la noche levantan sus dos voces
    y miro el cielo abierto girar en su estupor
    en su furor sereno devienen más desastres
    y se desencadenan las bestias del amor
    y cantan y no cocen maquiavélicos sastres
    que unieron sin hilván tu corazón y el mío
    y ligaron sus suertes con bárbaras dulzuras
    sin decir que hace miedo hace hambre hace frío
    y eso corrompe y mata las dulces ligaduras
    esos bárbaros sastres atan las destrucciones
    y rezan a escondidas a los pies de Satán
    y revientan de un golpe los dulces corazones
    y se beben la sangre y se ríen y se van
    esos demonios negros como tu amor y el mío
    con sus pústulas tiernas y su pura indecencia
    desato mis caballos levantan sus dos sones
    y miro el cielo abierto tu corazón y el mío
    sin decir que hace miedo atan sus destrucciones
    y revientan de un golpe hace hambre hace frío

    Juan Gelman